Edad dorada del Vasas

El Vasas Futball Club es un club de fútbol húngaro de la ciudad de Budapest, fundado el 16 de marzo de 1911 como parte de la sociedad deportiva Vas- és Fémmunkások Sport Clubja (Club Deportivo de Trabajadores de Hierro y Metales), ya que fue constituido por miembros de la Asociación Húngara de Trabajadores del Acero. Vasas, en húngaro, significa «férrico», «de hierro».
El club cuenta en su palmarés con seis campeonatos de liga, cuatro copas húngaras y siete Copas Mitropa, el club más exitoso en este extinto torneo europeo. El Vasas vivió su edad dorada a finales de 1950 y comienzos de los años 1960 con el entrenador Rudolf Illovszky, que hizo uno de los equipos más poderosos del fútbol húngaro en ese momento. Los colores del club son el rojo y el azul y sus instalaciones deportivas tienen su sede en Angyalföld, en el 13º distrito de Budapest. El equipo de fútbol disputa sus partidos como local en el Stadion Rudolf Illovszky.
Debido al apoyo que ha tenido el club por parte de las clases trabajadoras, y en particular por la ayuda que Vasas SC recibió del Gobierno comunista, el club es todavía considerado como un club políticamente de izquierdas. Sin embargo, en los últimos años el club ha demostrado una apertura hacia la expresión de todo tipo de ideas políticas.
El club fue fundado el 16 de marzo de 1911 como Vas-és Fémmunkások Sport Clubja (en castellano, «Club Deportivo Metalúrgico y Siderúrgico»), un club polideportivo dedicado a la formación y desarrollo deportivo de los trabajadores metalúrgicos y siderúrgicos de Budapest.2 Su sección de fútbol fue incluido en las categorías más bajas del sistema de ligas magiar, pero en sus tres primeros años logró tres ascensos que le llevaron a la primera división húngara para la temporada 1916-1917. En su debut en el campeonato nacional terminó en sexto lugar.
Las primeras medallas tuvieron que esperar hasta la temporada 1924-25, cuando el equipo acabó en tercera posición y József Takács acabó como segundo máximo goleador del campeonato con 20 goles, sólo uno menos que György Molnár, del MTK. Durante los años 1920 el Vasas logró estabilizarse en primera división y fue renombrado en 1926 Vasas SC, pero en 1929 acabó en undécima posición y descendió a segunda división. Dos temporadas después, el Vasas regresó a la máxima competición y en el partido inauAl igual que en los años 1920 y finales de los años 1940, el club volvió a experimentar problemas financieros. Sin embargo, el primer gran éxito del club llegó en 1955 cuando ganaron la Copa de Hungría al Budapest Honvéd. Durante y después de la Revolución húngara de 1956, el papel de los piros-kék (rojos y azules) en el panorama internacional fue muy dstacado. En 1956 ganó la Copa Mitropa después de vencer en la final frente a 100 000 espectadores por 9–2 al SK Rapid Viena en un partido de desempate tras haber empatado en Austria (3–3) y posteriormente en Hungría (1–1).
En 1957 el Vasas volvió a proclamarse campeón de la Copa Mitropa al vencer al FK Vojvodina yugoslavo y, además, consiguió su primer campeonato de liga al superar en la tabla al MTK Hungária FC. Gyula Szilágyi, delantero del Vasas, fue máximo goleador del torneo con 17 goles.
Como equipo campeón húngaro, participó por primera vez en la Copa de Clubes Campeones de Europa. Su debut fue en la ronda preliminar, donde se midió al CDNA Sofia, al que eliminó por un global de 7–3. Ya en primera ronda se enfrentó a los suizos del BSC Young Boys, al que venció por 3–2 en el global. En cuartos de final se emparejó con el Ajax, que logró un empate (2–2) en el Olympisch Stadion de Amsterdam y perdió 4–0 ante los húngaros en Budapest en una exhibición de juego ofensivo del Vasas. Sin embargo, el equipo fue eliminado en semifinales por el Real Madrid. El primer partido se llevó a cabo en el Estadio Santiago Bernabéu y los españoles se impusieron 4–0, derrota que es la mayor que ha registrado nunca el equipo húngaro en competición europea. El legendario delantero húngaro Ferenc Puskás no pudo jugar esta eliminatoria por lesión. Pese a ello, todas las entradas quedaron agotadas (100 000 espectadores) en el Népstadion de Budapest para el partido de vuelta, en el que venció el Vasas por dos goles a cero con tantos de Dezső Bundzsák y Lajos Csordás.
El Vasas inició un periodo de claro dominio en el fútbol húngaro en la década de 1960 bajo las órdenes del técnico Rudolf Illovszky. En la temporada 1960-61 el club metalúrgico se hizo con su segundo campeonato de liga, sumando cuatro puntos más que el Újpesti Dózsa, segundo clasificado. Ferenc Machos fue el tercer máximo goleador del torneo, cuyo galardón fue compartido por las leyendas Lajos Tichy y Flórián Albert (21 goles). En su segunda participación en la Copa de Europa, los magiares volvieron a encontrarse con el Real Madrid, esta vez en primera ronda. Los madridistas vencieron en Budapest 0–2 y en Madrid, esta vez sí con Ferenc Puskás sobre el campo, el Real venció 3–1 con un doblete de Alfredo di Stefano pese a que Lászlo Pál I adelantó al Vasas a los diez minutos. La siguiente temporada el club conquistó su tercera liga, mientras que en la Copa de Europa los hombres de Rudolf Illovszky eliminaron al Fredrikstad FK en la ronda preliminar por un histórico 11–1 global, pero perdieron en primera ronda ante el Feyenoord, que necesitó un tercer partido para deshacerse de los húngaros.
En 1960, el Vasas inauguró su nuevo estadio de fútbol, llamado Fáy utcai stadion, nombrado así por estar emplazado en la calle Fáy utcai de Angyalföld, en el XIII distrito de Budapest. Posteriormente, el estadio sería renombrado Rudolf Illovszky en honor al histórico entrenador del club.
El equipo conquistó su cuarto campeonato de liga en 1965, seguido por el Ferencvárosi TC a tres puntos. János Farkas y Lajos Puskás firmaron una gran temporada al acabar con 18 y 12 goles, respectivamente, aunque lejos de los 27 que logró el máximo anotador, Flórián Albert. Rudolf Illovszky, por primera vez desde 1957, no se sentó en los banquillos del club metalúrgico al firmar con la selección de Hungría. Lajos Csordás fue su sustituto en la temporada 1966-67, en la que firmó una decente actuación en la Copa de Europa. Los húngaros se enfrentaron en primera ronda al Sporting de Portugal al que goleó por 5–0 y 0–2 en Lisboa, pero fueron eliminados por el Inter de Milán, subcampeón a la postre. Los italianos vencieron por dos goles a uno en San Siro y vencieron 0–2 en Budapest con dos goles de Sandro Mazzola.